Cursos de inglés en el extranjero

Se acerca el verano y las vacaciones de los estudiantes pueden aprovecharse para que a la vez que se divierten , mejoren su nivel de idiomas.

¿En España o  un Curso de inglés en el extranjero ?

Ambas opciones presentan sus ventajas e inconvenientes.

La tranquilidad, especialmente si los niños son pequeños, de tenerlos cerca de casa y el menor coste, podrían decantarnos por la estancia en nuestro pais, pero sin duda, un curso de inglés en el extranjero será mucho mejor aprovechado , tanto en su apartado de aprender el idioma como en su experiencia vital.

Cuando nuestros hijos salen fuera sin los padres, es inevitable sentir preocupación, por lo que es importante en estos casos utilizar los servicios de alguna empresa que por la experiencia que ofrece nos dé la suficiente tranquilidad de que todo va a salir bien, nuestros hijos aprovecharán el tiempo y se lo pasarán bien.

Suelen presentarnos distintas opciones de alojamiento. El alojamiento en familia permite una mayor integración en la vida local , ya que compartirá más tiempo con la propia familia anfitriona y actividades sociales que éstas realicen habitualmente y ayudará al niño a asumir más responsabilidades, tendrá que ir a clases en transporte público, etc…

En cualquier caso, son situaciones a las que el colegio y las familias están acostumbradas y se facilita mucho la tarea del alumno

En los campamentos , estará más controlado por los monitores, tendrá más actividades deportivas y de grupo, no tendrá que desplazarse para asistior a clases,

Elegir uno u otro tipo dependerá del carácter del joven y de nuestras preferencias.

Otro factor importante es el lugar , tanto país como ciudad.

Los paises preferidos por sus infraestructura académica ( y por su idioma nativo) son Inglaterra e Irlanda , aunque hay más opciones. En ocasiones nos puede condicionar el coste y comodidad de los traslados.

Para elegir entre ciudades, conviene saber que los alumnos sueln hacer alguna excursión a ciudades grandes durante su estancia , por lo que estar en ciudades pequeñas suele ser una buena opción, ya que también suelen estar bien comunicadas con aeropuertos cercanos.